Por favor, no lo hagan!

Hola, queridos hermanitos y hermanitas:

Quisiera compartirles hoy algo que considero muy importante para mi y que en realidad es para el beneficio de todos.

Es mi opinión que nuestros pensamientos son los que forman nuestro futuro y/o fruto y últimamente he estado escuchando comentarios acerca de que lo que está por venir es… peor….

Bueno, quiero que reflexionen conmigo si en verdad eso es lo que quieren producir para nuestro futuro.  Porque eso depende de nosotros; es en realidad nuestra elección.  ¿Por qué pedir que el mundo se ponga todavía peor, cuando podemos pedir que se ponga mejor?

Según mis maestros, del 2012 al 2015 fue nuestro período de crucifixión. Ya terminó.  Fue difícil para muchos de nosotros.  A mi me arrancó unas tremendas lágrimas de corazón hasta el último día del 2015.  Pero sigo de pie.  Y le ofrecí ese dolor a Dios, en ese momento, como mi pequeña aportación para transmutar ese tipo de sufrimiento hacia la luz a favor de todos aquellos que, al igual yo, pasaron por situaciones similares. Bienaventurados aquellos que siguen de pie y con la fe de que podemos hacer de nuestro mundo uno mejor.

Yo sigo creyendo que podemos lograrlo.  Sigo creyendo en el bien.  Sigo creyendo en lo que escuché decir a un maestro en un video: “Si introduces una pequeña luz, en un cuarto totalmente oscuro, vas a poder ver dentro de éste.  Pero si introduces una pequeña sombra en un cuarto totalmente iluminado, esa pequeña sombra no afectara esa luz en absoluto.”

Somos mas los que hemos estado trabajando en encender nuestra luz interior desde hace muchos años, que los que se han dedicado a hacer el mal.  Pero ninguno es mejor que el otro.  Se necesitaba el contraste para volver a abrir nuestros corazones.  ¿A cuanta gente no les importó que hubieran matanzas e injusticias siempre que no les afectara directamente a ellos, aunque fueran sus vecinos los afectados?  Hasta que no les tocó a ellos mismos, a sus hijos, a sus padres, a un familiar cercano….

Y la ingratitud….  Somos la civilización mas juiciosa y malagradecida que ha existido en todos los tiempos!  Hay maestros que están entre nosotros que no se pueden comunicar con nosotros como lo son los niños autistas porque ellos vibran a una frecuencia mas alta que la nuestra, en la séptima, octava o novena dimensión, que su única razón para venir al mundo fue para ayudarnos, por petición nuestra, para elevar la frecuencia del planeta para que pudiéramos traer el cielo a la tierra, el espíritu a la carne, para poder vivir de nuevo en el paraíso… Y alguien me dijo que esos niños se hicieron autistas porque les dieron antibióticos antes de los tres años, que hubiera sido mejor que los hubieran dejado morir porque esos seres no sirven para nada, porque están muertos en vida!…. ¿¿¿¿Que???? ¡Nos están ayudando! ¡¡¡Nosotros los dañamos con nuestros medicamentos  administrados impunemente!!! ¡¡¡Son maestros!!!!  ¿Si viene un chino y tu no le entiendes, vas a decir que es mejor que se muera? ¿Si viene un ángel y tu no le entiendes, vas a decir que es mejor que no exista?

En serio.  Que estamos pensando? Yo ya sufrí lo impensable y no quiero crear un mundo todavía peor que esto! Y tengo que detenerlos hermanitos porque nuestros pensamientos nos están afectando.  Somos co-creadores.  Lo que ustedes piensan me afecta a mi, a mi hijo, a mi familia. Lo que yo pienso les afecta a ustedes, a sus hijos, a sus familias. ¡Dejemos de hacerlo, por favor!  Está en nosotros lograrlo.  Es nuestra elección.

¡Y muchos dicen que lo que viene es peor, con aquella prepotencia, como si fueran los dueños de la verdad!  ¿Qué acaso todavía no entendemos que lo que sale de nuestra boca es lo que nos hace daño?

Y cómo abusamos de los pobres que son capaces de darnos el pan de su boca porque muchas veces se han quedado sin comer y pues… eso ya no les afecta.  Hace mucho que ellos hicieron las pases con la muerte por hambre y/o por frío.  Nos ayudan, luego nos estorban y les damos una patada en la espalda.

Rechazamos a la gente que no es de nuestra raza, género, estatus, creencias, religión, país, estatura, de nuestra tercera dimensión, frecuencia energética, sutileza de energía, coeficiente intelectual, etc. ….

Somos una civilización de primero yo, luego yo y al último yo y mi comodidad.  Pero esos pensamientos nos están destruyendo a todos.  No habrá nadie que se salve a menos que empecemos a crear mejores pensamientos y empecemos a limpiar nuestros actos pensando en los demás y a practicar el verdadero amor incondicional hacia nuestros compañeros de viaje en esta nuestra hermosa madre Tierra, hacia Gaia y hacia el prójimo.

Mis pacientes me han dicho cuando les digo que yo creo que podemos crear un mundo mejor: “Ay, Doris, ojalá que lo que dices se haga realidad?” ¿En manos de quién estamos dejando eso cuando hacemos ese comentario?

Tenemos que ser 100% responsables.  No hay de otra.  Hagámonos 100% responsables de nuestros pensamientos, de nuestras críticas, de nuestros actos.  Nadie es perfecto, pero con un pensamiento a la vez, a favor de nuestra evolución, podemos empezar a avanzar.  Y lo que practicamos, crece y se fortalece.

Los invito entonces, a que me ayuden a ayudarnos, escogiendo cuidadosamente nuestros pensamientos para producir un mundo mejor para nosotros mismos y nuestros descendientes.  Como lo hace Dorothy, la jovencita de la famosa película del mago de Oz, cuando une sus talones con un leve toque diciendo sus deseos en voz alta: “Quiero regresar a casa.”

Yo si quiero regresar a casa, al paraíso prometido.  ¿Lo quieren ustedes? ¿Están dispuestos a tomar 100% responsabilidad de sus pensamientos y de sus actos?

Dejemos de decretar que viene algo peor! Eso es alimentar al temor.  Empecemos a regar la semilla del amor y la esperanza.

¡Es urgente que lo hagamos!  ¡Podemos hacerlo!

Lo siento   Perdóname   Gracias   Te amo

Gracias Dios por Tus bendiciones de hoy y siempre.

Dora Hernandez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


A %d blogueros les gusta esto: